Se dictó sentencia en la causa Contraofensiva Montonera

El Tribunal Oral Federal número 4 de San Martín condenó a prisión perpetua a cinco de los seis acusados en el juicio de lesa humanidad por los crímenes cometidos contra militantes que participaron de la Contraofensiva de Montoneros durante la última dictadura cívico militar eclesiástica.

0
483
Los familiares de las 94 víctimas levantan las fotos de sus seres queridos (Maximiliano Luna).

Todos y cada uno de los juicios de Lesa Humanidad en nuestro país tienen características y expectativas comunes, que se sintetizan en juzgar al Terrorismo de Estado que articuló sus garras inquisidoras para el exterminio en forma sistemática de la población que no compartía su autoritarismo ni sus métodos represivos para instalarlo.

Detalles del juicio 

Angela Alicia Salamone. La «Negra Eva», como la conocían sus compañeros, fue secuestrada el 28 de agosto de 1979 en Posadas, provincia de Misiones. Tenía 28 años, aún continúa desaparecida (Fotos La Retaguardia)

Hace poco más de dos meses publicamos en este medio periodístico sobre el devenir del grupo Montoneros entre los años 1979/80, y el debate oral que el TOF 4 de San Martín llevaba adelante sobre el accionar de la cúpula de Inteligencia del Ejército durante la dictadura cívico militar.

Desde marzo de 2019, el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín investiga los hechos ocurridos contra militantes de la llamada Contraofensiva de los Montoneros. Se trata de un proceso histórico caracterizado por juzgar toda la estructura de inteligencia del Ejército Argentino.

La ciudadanía, a lo largo de este proceso judicial, ha conocido que la resistencia fue el motivo de la Contraofensiva, ha podido revisar la historia de época, conocer nombres y características de militantes y sus familiares que fueron torturados, asesinados y desaparecidos.

Los alegatos de la parte acusadora han sido contundentes. Gabriela Sosti, Rafael Flores, Pablo Llonto y los representantes de Organismos de DDHH Ciro Annicchiarico y Verónica Bogliano, lograron reunir los testimonios con los documentos rescatados y así argumentar su solicitud unificada al Tribunal. Cadena perpetua en cárcel común para los seis genocidas cuyos nombres resonaron de continuo:  APA, BANO, ASCHERI, DAMBROSI, FIRPO y CINTO COURTAUX.

Luego, los alegatos de las defensas no lograron rebatir los argumentos como lo demostraron las posteriores réplicas y dúplicas. Por su parte, la fiscal Gabriela Sosti los describió de manera contundente: “Fueron una empresa criminal, actuaron codo a codo. Fueron la comunidad para la muerte”.

La sentencia 

En esta jornada, poco antes de la lectura del veredicto por parte del Tribunal conformado por los jueces Esteban Rodríguez Eggers, Matías Mancini y María Morgese Martín, la defensa del acusado Norberto Apa solicitó que su pupilo sea excluido de este dictamen por presentar imposibilidad cognitiva al momento de este acto.

Audiencia previa al fallo final por parte del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 de San Martín (Fotos La Retaguardia)

Los jueces, basados en la imparcialidad del proceso y ajustado a Derecho decidieron continuar con la lectura de dicha sentencia, excluyendo del mismo al nombrado imputado hasta tanto haya confirmación por parte del peritaje médico.

Recordamos que Norberto Apa fue jefe de la División Inteligencia «Subversiva Terrorista» dependiente del Departamento Interior de la Jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor General del Ejército Argentino entre enero de 1979 y noviembre de 1980.

Finalmente, la estructura de Inteligencia del Ejército a manos de Luis Angel Firpo, Roberto Dambrosi, Jorge Bano, Eduardo Ascheri y Marcelo Cinto Courteaux fueron hallados culpables de secuestros, torturas y asesinatos cometidos contra 94 personas entre 1979 y 1981.

Entre las tareas y roles que desempeñaron, se detalló que Eduardo Ascheri, ex jefe de la División Planes del Departamento de Inteligencia (G2) del Comando de Institutos Militares; Jorge Bano, ex jefe de la División Operaciones del mismo departamento; Carlos Casuccio, quien entre 1979 y 1980 fue segundo jefe del Destacamento 201 de Inteligencia del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares; en el mismo tiempo Raúl Muñoz dirigió el Departamento Personal (G1) del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares, Marcelo Cinto Courtaux la Sección Primera de Ejecución del 201 y Alberto Sotomayor, la Sección Segunda de todo el destacamento.

«En cada cuerpo del Ejército, el Batallón tenía un destacamento de inteligencia. Con esa información, aportada por el Ejército y en colaboración de las diferentes fuerzas, sobre todo las Policías y Gendarmería, se llevaban a cabo los operativos. Esa red se la conoció como ‘comunidad informativa’. Dentro de Comando Institutos Militares, era el 201», aclaró la fiscal Sosti.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here